viernes, 18 de diciembre de 2009

Invierno

Amparada por un silencio de nieve trazo dos círculos concéntricos que, sin darme cuenta, toman la forma de un ocho en horizontal.





LOS DÍAS SIN SOL

El lobo blanco del invierno,
el lobo blanco viene,
con los feroces ojos inyectados
en sangre helada, fijos y crueles.
¡Maldito lobo invierno que te llevas
los viejos y los débiles!

¡Reunámonos, que todos
tengan una familia,
un libro y fuego alegre!

Y mientras, fuera, el hacha
el tronco seco hiende,
que será rojo en el hogar, cerremos
la puerta y el balcón... ¡Dios no nos quiere!

¡Tregua! Seamos amigos...
La tibia paz entre nosotros reine,
en torno de la lámpara que esparce
la tranquila poesía del presente.

Y tú, mi amada, cuyos rojos labios
son ya la sola flor, dámelos...¡quiéreme!...
........................................................................
¡Que el lobo blanco del invierno,
el lobo blanco viene!

Manuel Machado,
Alma, 1902, en Alma, Caprichos, El Mal Poema, 2000, Madrid, Castalia.

2 comentarios:

Pablo Camus dijo...

Una cosa, a que se debe tu seudónimo?
me gusta

y como es que nunca publicas aquí tus poemas que publicas en facebook?

Georgina Hübner dijo...

Pablo, lo del seudónimo ya se ha resuelto en el bar. Y en cuanto a los poemas...todo se andará ;)