jueves, 17 de septiembre de 2009

Mecagoentuputamadre

Estuve viendo el otro día un vídeo que me sorprendió especialmente por una cuestión: la poesía conseguía congregar a unas 6oo ó 700 personas. Claro que no sucedía en estos años que nos envuelven, ni en España, ni siquiera en Europa, pues hablamos de tierra norteamericana y de un poeta en particular: Charles Bukowski. Debo confesar, no obstante, que la anécdota en particular me recordó el interés que generó el viaje de Juan Ramón Jiménez a Puerto Rico, en los años cincuenta, producto de una de sus convalecencias y con el fin de dar clases en la Universidad. Al llegar a la ciudad, se encontró con masivos grupos de estudiantes y demás personas esperando su visita, siendo que en nuestra tierra siempre fue un poeta bastante incomprendido e injustamente tratado y estudiado. A raíz de ello estuve dándole vueltas a la idea de la potencialidad y la fuerza de la poesía. ¿Realmente estamos ante un arte minoritario? Puede, pero, ¿hasta dónde es capaz de llegar un poema?. Yo creo que su fuerza es ilimitada y, confiando en el poder del lenguaje, su influjo puede llegar a ser devastador. Pero ¿puede la poesía, tal y como nos movemos hoy en día, en esta sociedad digitalizada, en la que, en palabras de Bukowski, las masas elevan a los ineptos a la categoría de héroes, generar algún tipo de amenaza y conseguir alcanzar las entrañas como una bala? Mi respuesta es sí. Y me baso para ello en un joven poeta que se ha visto involucrado en una polémica que ha abierto una puerta para la esperanza de l@s que luchamos con el diccionario como escudo y la alquimia de las palabras como defensa. Estoy hablando de Gonzalo Escarpa y su Mecagoentuputamadre, publicado en una antología de Voces del Extremo (2009), para un encuentro poético en Béjar. Bien, el caso es que Gonzalo Escarpa juega con las palabras, atraviesa el sentido exacto de las mismas y subvierte el mundo tan herméticamente cerrado que tanto ha caracterizado este género desde sus incios. Poeta polifacético e irónico, sarcástico y moderno, no se muerde la lengua. Es más, da rienda suelta a sus versos y a pleno pulmón y acompañado por un megáfono consigue transmitir esa fuerza que solamente quien cree en lo que haces es capaz de manifestar.




Gonzalo Escarpa


MECAGOENTUPUTAMADRE

llora un niño como si tuvieralleno de estrellas un pulmónlos servicios de atención al clienteno son servicios ni atención ni cliente
el corte inglés anuncia un nuevo cierre del balance económico anualadivina adivinanza¿gana o pierde?¿pierde o gana?la burbuja económica y la utopía del cemento armadohasta los dienteslos de siempre se descojonan como siempre y donde siemprequé guay qué guay qué guayotra bonita montanbaikque le toca al de al ladoen barcelona basurama repasa el número creciente de obreros muertos en las obras de la emetreintasicreequelohavistotodovengaamadridyverácosasincreíblesla fiambrera obrera lanza pollas de globo (el glande rojo, un huevo morado, otro huevo amarillo)desde un ático céntrico el día de la boda realdionisio cañas llama ‘maricón’ a una florla poesía no es un arma cargada de futurola poesía no es una méquina dalicadala poesía no es la prosa que se muevela poesía, ni muchísimo menos, eres túllamemos a las cosas por su nombrela poesía es ritmo, rima (o no) y risala poesía, según juan larrea, es esto y esto y estola poesía, según antonio orihuela, es acción, resistencia,posibilidad de cambio, cambio de posibilidad, posición, lucidez,bocadillo de bruma, bala, vozla poesía, según nicanor parra, es llamar a las cosas por su nombrepues venga:esperanza aguirre, me cago en tu puta madrealberto ruiz gallardón, me cago en tu puta madrejosé luis rodríguez zapatero, me cago en tu puta madrejosé maría aznar, me cago en tu puta madresi tengo que recurrir al insulto es porque no me queda otrasi tengo que recurrir a la poesía es porque no me queda otrahay quien piensa que la poesía no puede caer en el insultome lo dicen constantementeen las lecturas, en las esquinas, en los márgenes de los poemaspero yo creo que el insulto es otroy que cualquier palabra, si nos ponemos, puede ser malsonantepero yo creo que hay que responderyo creo que ninguna pregunta debería quedar sin su respuestacreo que la creación es también, simplemente, una buena pregunta y una buena respuesta

lo insultante es quedarse paradoyo no tengo la culpayo no tengo la culpapero tampoco tengo la respuestayo no tengo la culpa de que tú, poeta de salón, endecasilabizado amigo de raquíticas revistas culturales, sigas pensando que la poesía se la debe coger con papel de fumar,o bien podría decir,para que me entendieras,yo no tengo la culpa de que sigas pensando que la poesía briza sus fulgores y nada sabe de cacarear,y te respondo porque todo tu cuerpo y sus acciones no son más que preguntasmira, ya que me pongopoeta de salón, me cago en tu puta madrea este poema no se le pueden caer los anillos por una puta más aquí o alláparreño aníbal pino ory botas merlo aguado costafreda camacho salgado moreno parodyqué sería del parnaso sin vuestro permisoqué sería del mundo sin terceras partesqué sería sin terceros mundossin responsabilidades a tercerosqué pasaría si nunca pasara nadapublicista de la comunidad de madriddiseñador de escombroesútilme cago en tu puta madrelas lilas siguen intentando que el feminismo sea un movimientoy no una parada de autobúsnodo50 se levanta contra todo lo que no signifique REDy a mí me encantaría escribir sobre el mar, pero no es planme encantaría vivir en una casa con jardín, pero no es planurbanísticome encantaría que hace algunos años no me hubiera perseguido un coche de la guardia civil con las luces apagadas y sobre todo que de ese coche no hubiera bajado nadie para registrarme y acusarme de cometer un delito contra la salud pública por llevar medio gramo de marihuana que vino a convertirse en cuatro gramos por obra y gracia de la burocracia para poder obligarme después a pagar 50005 pesetas de las de antespero eso fue exactamente lo que pasóporque ése era exactamente su planasí que no me vengas a decirque la poesía no tiene lugarque nadie sabe lo que es la poesíaque no quedan motivos ya para la poesíaque la poesía no sirve para nadaasí que no me vengas a decir lo mismo del compromiso, de la resistencia, de los abrazos, de la claridadno vengas con tu máscara de jarcias arboladas, no vengas con tus albos jinetes del amor,porque no queda tiempo y la tristezaes justo la alegríadel enemigome acaban de cobrar 10 euros por un sándwich de pollo en un aviónla azafata lleva los ojos pintados del color del logotipo de la empresa para la que trabajaa mí me siguen sorprendiendo estas cosasa mí a me gustaría a veces ser un polloun animal cualquiera y sin lenguajeun polloun pop-yo
un yo pero más poppop-éticomás pop-tencialpop-líglotapop-lémicopop pop pop pop pop pop pop poesía popular poesía popularantonio pop orihuela pop pop riechmann pop nicanor parra popanticapitalismo popantonio gómez pop tortilla de patatas popreal madrid pop estados unidos de pop comunidad de pop junta de andalucía popstop: parad las máquinaspoéticas hay todas perono todos los poemas son un barun golun grito un pin un ponhablar de hacer es NOasí que hagamoslos escritores viven para escribirlos poetas viven sólopara vivir





La polémica gira entorno a que el libro publicado por Voces del extremo ha sido financiado por el Ayuntamiento de Béjar, en una iniciativa de apoyo cultural y por motivo de un encuentro poético en dicha localidad. Y ha ocurrido algo... Los versos de Escarpa no han volado indelebles ni etéreos por el espacio nacional, sino que varios políticos han puesto el grito en el cielo por los insultos que en él aparecen.La poesía, una vez más, ha sido escuchada, pero no sólo eso, sino que ha conseguido su fin último: atravesar venas y arterias, remover tripas, generar emociones y dar de lleno en la diana. Gonzalo, lo clavaste. Con el verso se hizo la pr
otesta.



Y yo me pregunto y os pregunto, ya que la iniciativa Voces del extremo va a cargo de la Fundación Juan Ramón Jiménez, ¿qué pensaría el poeta de Moguer sobre tal ruído?. Quizás ni siquiera lo habría oído. Su camino era otro... much@s lo sabemos. Y su poesía, libre e individual como la que consigue generar un punzante malestar en aquell@s que no entienden de libertades. O quizás comprendan demasiado bien que alguien libre es quien no se deja convencer por un discurso vacío y repleto de necia retórica e interés electoral.

4 comentarios:

Rocoland dijo...

confio en la poesia, en algunos casos logra despertarnos, narcotizarnos, traspasarnos y dejarnos K.o.
tenemos que escribir como un cross de derecha a la mandibula, decia Roberto Arlt (escrito ARG)

Anónimo dijo...

chapó

Anónimo dijo...

con mi electrica y esta letra...supero a rosendo mercado

... dijo...

muchos años después, me encuentro con esta entrada. gracias por tus palabras, desconocida bloguera. la verdad es que fue sorprendente, divertido y a la vez triste todo lo que pasó. triste por el hecho de que se malinterpretara el texto, y porque el festival que incluyó este poema en su antología dejó de celebrarse. pero fue muy interesante comprobar hasta donde pueden llegar algunas palabras concretas. un abrazo y que no decaiga! http://mecagoentuputamadre2007.blogspot.mx/

gonzalo escarpa